¿Qué es el Rapport y cómo puede ayudarte en tu carrera profesional?

Construir una buena relación con una persona o grupo de personas requiere de un proceso para establecer una conexión adecuada. En ese mismo concepto reside el Rapport. Por lo general, esa conexión se basa en experiencias u opiniones compartidas, incluidos elementos como el sentido del humor. La construcción de una buena relación tiende a ser más importante al comienzo de una relación de amistad o de trabajo. La relación creada, sin embargo, puede durar muchos años.

Definición de Rapport

La palabra Rapport no está admitida en el diccionario de la Real Academia Española, pero si atendemos a la definición del Chambers English Dictionary (edición 1989) su significado estricto sería:

rapport n . relación: conexión: simpatía: vínculo emocional.

Pero, ¿qué es el Rapport en realidad?

Rapport es una conexión o relación con otra persona. Puede considerarse como un estado de comprensión armoniosa con otro individuo o grupo. Establecer una buena relación es el proceso de desarrollar esa conexión con otra persona.

A veces, la relación se produce de forma natural. Todos hemos tenido experiencias en las que “nos llevamos bien” con alguien sin tener que intentarlo. A menudo, así es como comienzan las amistades. Sin embargo, la compenetración también se puede construir y desarrollar conscientemente encontrando puntos en común y siendo empático.

El rapport, por lo tanto, es básicamente una conexión emocional con otras personas.

Este artículo examina la relación y cómo se puede construir, especialmente al conocer gente nueva.

¿Por qué debería trabajar mi Rapport?

La relación es importante tanto en nuestra vida profesional como personal.

Es más probable que los empleadores contraten a alguien que crean que se llevará bien con su personal actual. Las relaciones personales son más fáciles de establecer y desarrollar cuando hay una conexión y un entendimiento más estrechos entre las partes involucradas, es decir, hay una mayor relación.

Cuando conocemos a alguien nuevo, comenzamos a tratar de establecer una buena relación. Nos guste o no, esta es la razón por la que existe la pequeña charla: es una forma de tratar de encontrar cosas en común con otras personas y construir ese vínculo compartido. Este vínculo es importante porque todos tenemos la tendencia a querer estar con “personas como nosotros”.

Es mucho más fácil entablar una relación con alguien que se parece mucho a nosotros o que comparte parte de nuestros intereses. Esto facilita mucho la construcción de una relación y la comunicación de manera más general.

Sin embargo, probablemente todos hemos pensado alguna vez:

“Es encantador, estoy seguro, pero realmente no tenemos nada en común”.

En esas circunstancias, es probable que trabajar juntos sea más difícil y en la comunicación surjan barreras, porque carecen de un marco de referencia compartido. Es en ese momento cuando tendrá que esforzarse más para establecer una relación y desarrollar su relación. Habrá que trabajar el Rapport y lo mejor es que puede aprender a hacerlo.

Consejos para desarrollar la técnica de Rapport

He aquí una serie de consejos que le servirán de guía para desarrollar la técnica. Entienda que, antes de llegar a la meta final será necesario cumplir una serie de etapas.

Romper el hielo

Para muchos, iniciar una conversación con un extraño es un evento estresante. Puede que nos quedemos sin palabras y nos sintamos incómodos con nuestro lenguaje corporal y nuestros gestos.

Crear una buena relación al comienzo de una conversación con alguien nuevo a menudo hará que el resultado de la conversación sea más positivo. Por muy estresante y / o nervioso que se sienta, lo primero que debe hacer es intentar relajarse y mantener la calma. Al disminuir la tensión en la situación, la comunicación se vuelve más fácil y crece la simpatía.

Cuando conoces a alguien por primera vez, hay algunas cosas fáciles que puedes hacer para reducir la tensión. Esto les ayudará a ambos a sentirse más relajados y a comunicarse de manera más eficaz. Éstos incluyen:

  • Utilice “temas seguros” y no amenazantes para una pequeña charla inicial. Hable sobre experiencias compartidas establecidas, el clima, cómo viajó a donde se encuentra. Evite hablar demasiado sobre sí mismo y evite hacer preguntas directas sobre la otra persona.
  • Escuche lo que dice la otra persona y busque experiencias o circunstancias compartidas. Esto le dará más de qué hablar en las etapas iniciales de comunicación.
  • Intente inyectar un elemento de humor. Reír juntos crea armonía, haz una broma sobre ti mismo o sobre la situación / circunstancias en las que te encuentras, pero evita hacer bromas sobre otras personas.
  • Sea consciente de su lenguaje corporal y otras señales no verbales que está enviando. Trate de mantener el contacto visual durante aproximadamente el 60% del tiempo. Relájese e inclínese ligeramente hacia ellos para indicar que están escuchando, y refleje su lenguaje corporal si es apropiado.
  • Muestre empatía. Demuestre que puede ver el punto de vista de la otra persona. Recuerde que la relación se trata de encontrar similitudes y “estar en la misma longitud de onda ” que otra persona. Ser empático ayudará a lograrlo.

Asegúrese de que la otra persona se sienta incluida pero no interrogada durante las conversaciones iniciales. Así como puede sentirse tenso e incómodo al encontrarse y hablar con alguien nuevo, ellos también pueden hacerlo.

Haz que la otra persona se sienta cómoda. Esto le permitirá relajarse y conversar para que sea más natural.

Construcción de una relación no verbal

Las conversaciones iniciales pueden ayudarnos a relajarnos. Sin embargo, gran parte de la construcción de relaciones se produce sin palabras y a través de canales de comunicación no verbal.

Creamos y mantenemos una relación subconsciente a través de la correspondencia de señales no verbales, que incluyen la posición del cuerpo, los movimientos corporales, el contacto visual, las expresiones faciales y el tono de voz con la otra persona.

Observe a dos amigos hablando cuando tenga la oportunidad y vea cómo subconscientemente imitan la comunicación no verbal del otro.

Creamos rapport instintivamente. Es nuestra defensa natural del conflicto, que la mayoría de nosotros intentaremos evitar la mayor parte del tiempo.

Es importante utilizar un lenguaje corporal apropiado. Leemos y creemos instantáneamente lo que nos dice el lenguaje corporal, mientras que podemos necesitar más persuasión con la comunicación vocal. Si hay un desajuste entre lo que estamos diciendo y nuestro lenguaje corporal, entonces la persona con la que estamos creerá el lenguaje corporal. Por lo tanto, construir una buena relación comienza con mostrar un lenguaje corporal apropiado. Esto generalmente significa ser acogedor, relajado y abierto.

Además de prestar atención y hacer coincidir el lenguaje corporal con la persona con la que estamos, también ayuda a hacer coincidir sus palabras. Reflexionar y aclarar lo que se ha dicho son tácticas útiles para repetir lo que ha comunicado la otra persona. No solo confirmará que estás escuchando, sino que también te dará la oportunidad de usar las palabras y las fases de la otra persona, enfatizando aún más la similitud y los puntos en común.

La forma en que usamos nuestra voz también es importante para desarrollar una buena relación. Cuando estamos nerviosos o tensos, tendemos a hablar más rápido. Esto, a su vez, puede hacer que parezca más estresado. Tendemos a variar nuestras voces, tono, volumen y ritmo para hacer que lo que decimos sea más interesante, pero también influye en cómo nos encontramos. Intente bajar el tono y hable más lenta y suavemente. De hecho, esto le ayudará a desarrollar una relación más fácil.

Comportamientos útiles para construir una buena relación

Hay ciertos comportamientos que son particularmente útiles para establecer una buena relación. Éstos incluyen:

  • Si está sentado, inclínese hacia la persona con la que está hablando , con las manos abiertas y sin cruzar los brazos y las piernas. Este es un lenguaje corporal abierto y le ayudará a usted y a la persona con la que está hablando a sentirse más relajados.
  • Mire a la otra persona aproximadamente el 60% del tiempo. Mantenga mucho contacto visual, pero tenga cuidado de no hacerlos sentir incómodos.
  • Al escuchar, asiente con la cabeza y haz gestos y sonidos alentadores .
  • ¡Sonreír!
  • Utilice el nombre de la otra persona al principio de la conversación. Esto no solo se considera cortés, sino que también reforzará el nombre en su mente para que sea menos probable que lo olvide.
  • Trate de hacerle preguntas abiertas a la otra persona (el tipo de preguntas que requieren más que un sí o un no). Estas preguntas son más cómodas de responder, porque no se le está poniendo en el lugar para dar una opinión clara.
  • Evite los temas polémicos de conversación . Es mucho más fácil atenerse al clima, al último orador y a los arreglos de viaje que arriesgarse a pelear por la política.
  • Utilice la retroalimentación para resumir, reflexionar y aclarar a la otra persona lo que cree que ha dicho. Esto brinda la oportunidad de rectificar rápidamente cualquier malentendido.
  • Hable de cosas que se refieran a lo que ha dicho la otra persona . Encuentre vínculos entre experiencias comunes.
  • Trate de mostrar empatía. Demuestre que puede comprender cómo se siente la otra persona y puede ver las cosas desde su punto de vista.
  • Cuando esté de acuerdo con la otra persona, dígalo abiertamente y diga por qué .
  • Aproveche las ideas de la otra persona .
  • No juzgues a la otra persona. Deja de lado los estereotipos y cualquier idea preconcebida que puedas tener sobre la persona.
  • Si tiene que estar en desacuerdo con la otra persona, primero dé la razón y luego diga que no está de acuerdo .
  • Admita cuando no sepa la respuesta o haya cometido un error. Ser honesto es siempre la mejor táctica, y reconocer los errores ayudará a generar confianza.
  • Sea genuino , con comportamientos visuales y verbales trabajando juntos para maximizar el impacto de su comunicación.
  • Ofrezca cumplidos, evite las críticas y sea cortés

Sin embargo, el rapport no es solo una herramienta para construir relaciones; a menudo es la base del éxito. Cuando tiene una relación con alguien, está en una mejor posición para influir, aprender y enseñar, especialmente porque la confianza que ha acumulado significa que es más probable que otras personas acepten sus ideas, compartan información y creen oportunidades juntas.

Ejemplos de Rapport

Establecer una buena relación es importante porque puede ayudarlo a avanzar en su carrera al desarrollar relaciones personales y profesionales. En estos ejemplos nos hemos centrado en estas últimas.

Rapport en Psicología de ventas

El rapport es extensible a cualquier tipo de relación y disciplina, pero sin duda la Psicología ha profundizado sobre la forma en su verdadero poder a la hora de mejorar nuestra afinidad personal y profesional. 

Por ejemplo, y si hablamos de psicología de ventas, la gente le compra a la gente que le gusta. Además de la lógica y las técnicas de ventas racionales, el impacto emocional y psicológico de una relación poderosa es un ingrediente vital para vender.

Desde el punto de vista del cliente potencial, una propuesta que carece de comunicación es tan incómoda que es posible que no compren, incluso si se cumplen sus criterios racionales y realmente quieren el producto.

Por otro lado, si el vendedor logra conectar con el posible comprador, pero éste en realidad no quiere ni necesita el producto, es muy probable que lo compre de todos modos. El rapport puede hacer o deshacer un trato.

La compenetración es totalmente inconsciente para la mayoría de las personas. Al traerlo a nuestra conciencia de forma consciente, podemos volvernos más hábiles en ello. Podemos aprender a reflejar a las personas incluso cuando son muy diferentes a nosotros. Hacerlo aumenta nuestra capacidad para conectarnos de forma natural a la variedad de tipos psicológicos que podemos encontrar.

Rapport durante las entrevistas de trabajo

También puede ser útil entablar una buena relación con las personas que conozca durante el proceso de contratación. Desde reunirse con la recepcionista en la recepción hasta acercar posturas con el reclutador y sus entrevistadores. Comenzar a construir relaciones con estas personas puede aumentar sus posibilidades de obtener el trabajo. Cuanto mejor pueda formar conexiones personales, más empleadores podrán obtener una comprensión holística de quién es usted y el valor que puede aportar a su empresa.

Para construir una buena relación durante las entrevistas, siga estos consejos:

  • Si parece estar ocupado y prefiere respuestas concisas y directas, no intente incluir una conversación adicional en la entrevista.
  • Si los entrevistadores comienzan su reunión con una conversación informal, use este tiempo para comenzar a construir una relación.
  • Responda sus preguntas y haga preguntas a cambio.
  • Si bien debe evitar temas personales, como religión y política, puede ser apropiado buscar temas o pasatiempos de interés común. Es importante que se interese realmente por el entrevistador.
  • La escucha activa y el lenguaje corporal atento, como el contacto visual, pueden ayudar a formar una conexión genuina.

En el lugar de trabajo

Hay varias formas en las que puede comenzar a establecer una buena relación en su lugar de trabajo actual. Es probable que naturalmente forme conexiones con algunos compañeros de trabajo, mientras que otros pueden requerir más esfuerzo. De cualquier manera, aquí hay algunas formas en las que puede establecer una buena relación en el lugar de trabajo:

  • Encuentre los momentos apropiados para tener una conversación informal. Si bien hablar sobre el trabajo es importante, participar en una conversación más informal puede ser útil para entablar relaciones. Cuando tenga una reunión con alguien, por ejemplo, comience preguntándole qué actividades hizo durante el fin de semana o si tiene planes para la semana.

  • Escuche activamente y recuerde los detalles. Cuando encuentre ventanas para conversar, la clave es escuchar con atención, hacer preguntas de seguimiento y recordar los detalles clave. Sacar a relucir temas de conversaciones anteriores puede establecer una base importante para las conversaciones en el futuro. Así es como comienzas a encontrar puntos en común, aprendes lo que le gusta y lo que no le gusta de alguien y, finalmente, comprendes profundamente cómo funcionan y piensan.

  • Programa tiempo de calidad con regularidad. Para continuar construyendo sobre la relación, encuentre tiempo para reunirse con regularidad. Puede programar un almuerzo con la persona, pasar por su escritorio cuando sepa que tiene tiempo libre, pedirle que vaya a tomar un café o caminar por el edificio, o compartir tiempo en una actividad que ambos disfruten.

Establecer una buena relación con las personas puede ayudarlo a comprender cómo trabajan, sus gustos y disgustos y cómo comunicarse mejor con ellos. Si bien construir una buena relación es una habilidad que continuará desarrollando a lo largo de su carrera, hay algunos pasos que puede tomar ahora para avanzar en sus relaciones profesionales.

En conclusión: el Rapport es una habilidad esencial

Desarrollar una buena relación es una parte esencial de toda relación. Sin compenetración, ¡básicamente no tendrías ninguna relación!

Por lo tanto, ser capaz de establecer una relación consciente es extremadamente útil tanto a nivel personal como profesional. Como habilidad, significa que puede construir relaciones más rápidamente y mejorar la comunicación más rápidamente. Sus relaciones laborales serán más efectivas y, como resultado, sus relaciones personales serán más fuertes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad