Cómo hacer un currículum vitae profesional

El currículum es una herramienta imprescindible a la hora de buscar empleo. Por ello, en este post te daremos algunos consejos sobre mo hacer un currículum vitae claro, eficaz y especificaremos las claves que debes tener en cuenta en todos y cada uno de sus apartados, desde nuestros datos biográficos (nombre, apellidos, domicilio, información de contacto, etc) hasta nuestra experiencia profesional, formación complementaria, idiomas...

En el currículum hay que adaptar el contenido y especificar la información más relevante para crear un impacto en el reclutador mediante la diferenciación.

Índice
  1. Partes de un Curriculum Vitae
    1. Fotografía y perfil profesional
    2. Datos personales y de contacto
    3. Formación académica
    4. Formación complementaria
    5. Experiencia profesional
    6. Capacidades y habilidades e idiomas
    7. Complementa tu CV
  2. 10 consejos clave para hacer un buen CV
  3. Conclusión

Partes de un Curriculum Vitae

Después de identificar las funciones que se van a realizar en el puesto ofertado, llega el momento de definir los conocimientos que requieren dichas funciones y estructurar la información que consideramos que nuestro CV debe incluir para conseguir diferenciarnos del resto de candidatos. Es hora de ponerse manos a la obra.

partes de un cv

Las partes que puede contener nuestro currículum son:

Fotografía y perfil profesional

La parte más importante del CV es asignarlo a una persona, ya que no tienen ningún sentido hacer y estructurar correctamente un currículum si no está claramente identificado. Por ello resaltaremos nuestro nombre y apellidos para darle la importancia que merece.

Junto a nuestro nombre y apellidos, insertaremos nuestra fotografía.

La fotografía que aparezca debe ser reciente y adecuada para el objetivo final de conseguir un empleo, es decir, debemos mostrar una imagen de nosotros mismos formal y amigable, donde seamos perfectamente reconocibles.

Una idea es colocar junto, o debajo de la fotografía, una breve frase que defina nuestro perfil profesional para que los reclutadores conozcan de un primer vistazo qué camino hemos escogido profesionalmente, a qué nos dedicamos en la actualidad o cuáles son nuestras motivaciones. Alguna frase a modo de ejemplo podría ser: “Especialista en mantenimiento industrial”, “Artesano cualificado de las industrias manufactureras y la construcción” o “Técnico especialista en ciberseguridad”

Datos personales y de contacto

Al igual que el nombre, apellidos y fotografía, esta sección debe ser fácilmente reconocible porque, si no destacamos y priorizamos estas zonas, al reclutador le será imposible ponerse en contacto con nosotros. Por lo tanto, para facilitar esta labor al equipo de recursos humanos, los datos que debemos especificar son:

  • Fecha de nacimiento: No es un dato muy relevante, puedes incluirlo en el caso de que te beneficie por algún motivo.
  • Domicilio actual
  • Teléfono de contacto
  • Email
  • Carnet de conducir y coche propio
  • Dirección de Skype (si tienes)
  • Enlace a redes sociales en el caso de que se usen de forma profesional, como Linkedin o Twitter.

En cuanto a los hijos o al estado civil, no es recomendable incluirlo en el currículum, porque la empresa te preguntará por tu disponibilidad horaria en la entrevista de trabajo personal, en el caso de estar interesada.

Formación académica

Para que el reclutador tenga una visión más reciente y actualizada sobre tu formación académica, conviene empezar cronológicamente por los estudios más recientes. De forma ordenada, dentro de cada titulación, especificaremos el área de formación, el centro y el período en el cual se realizaron dichos estudios.

En el caso de tener titulaciones superiores, no se debe incluir dentro de este apartado la titulación de Bachillerato/C.O.U o inferiores.

Formación complementaria

En este apartado puedes detallar los cursos que complementan tu formación en una rama específica. Dependiendo del puesto de trabajo al que postules, puedes omitir o incluir aquellos que puedan diferenciar y beneficiar a tu perfil profesional.

De la misma manera que en la formación académica, organizaremos la información de forma cronológica empezando por los cursos más recientes y especificaremos tanto el nombre de la formación, como su área, centro en el que fue impartido y periodo en el que fue realizado.

Experiencia profesional

Otra de las partes imprescindibles, es la experiencia profesional. Existen diferentes formas de estructurar un currículum (de forma cronológica, de forma funcional o mixta), pero para mantener una coherencia dentro de nuestro CV, organizaremos la información comenzando por nuestra experiencia laboral más reciente, al igual que en el apartado “formación académica”.

Además de incluir la empresa, el cargo desempeñado y la etapa en la que trabajamos allí, convendría detallar de forma clara y breve las principales funciones realizadas en dicho puesto.

Capacidades y habilidades e idiomas

En el caso de que hables varios idiomas y quieras darle más importancia, puedes desarrollar ambos puntos de forma separada, es decir, por un lado, especificar tus capacidades y habilidades y por otro, mencionar los idiomas.

De lo que se trata es de especificar las capacidades de las que dispones y las habilidades que has adquirido a lo largo de tu trayectoria profesional.

Es importante que en cada una de ellas indiques el grado de conocimiento o habilidad que posees, al igual que en la imagen que aparece a continuación, para que la empresa pueda hacerse una idea de tu dominio.

En este apartado también puedes incluir o destacar el conocimiento de ciertos programas informáticos que puedan ayudar a diferenciar tu perfil del resto, e indicar a su vez, el grado de conocimiento de los mismos. Por ejemplo: uso del Paquete Office, Pack Adobe, SAP, Contaplus, etc.

Complementa tu CV

Y si aún te queda espacio en la hoja… Dependiendo del puesto para el que optes, puedes complementar tu currículum con otros apartados como:

  • Logros: si has recibido alguna mención especial o algún premio por tu trayectoria académica o profesional, mencionar tus logros puede ser un elemento relevante y diferenciador en tu candidatura.
  • Publicaciones: cuando hayas participado en la redacción de algún artículo o investigación sobre el sector ofertado y haya sido publicado en alguna revista especializada.
  • Hobbies e intereses: Puedes mencionar brevemente tus hobbies o intereses para definir tu personalidad ante el reclutador. Por ejemplo, si vas a optar a un puesto creativo, puedes mencionar algunos hobbies que consideres que puedan ser beneficiosos para tu candidatura ya que la realización de los mismo te define como una persona creativa, como por ejemplo la fotografía o escribir un blog, son actividades que te hacen ser una persona más creativa.

10 consejos clave para hacer un buen CV

El currículum vitae es, en la mayor parte de las ocasiones, la primera toma de contacto de las empresas con los candidatos, por ello es muy importante cuidar tanto su presentación, como su contenido. Ya que nuestro currículum debe ser capaz no solo de captar la atención de los reclutadores, sino también de convencerles de que deben concertar una entrevista de trabajo personal, porque tu perfil encaja perfectamente con el profesional que están buscando o que podrían necesitar para su empresa.

Para conseguirlo, presta atención a los 10 consejos para hacer un currículum que te ofrecemos a continuación:

 

  1. Pon una fotografía reciente y adecuada
  2. Ten cuidado con las faltas de ortografía
  3. Se breve y claro: Estructura la información de modo que no ocupe más de una hoja. Utiliza frases cortas, es importante que los reclutadores tengan toda la información a un golpe de vista.
  4. Organiza y estructura la información siguiendo un orden lógico y diferenciando unas partes de otras.
  5. Identifica las funciones que se van a realizar en el puesto que se oferta y te gustaría conseguir y define qué tipo de conocimientos requieren esas funciones para enfocar y desarrollar tu currículum en base a los mismos.
  6. En el caso de que hables varios idiomas, conviene adaptar tu currículum a los mismos para mostrar tu dominio.
  7. Acompaña a tu currículum con una carta de presentación en la que expliques porqué eres el candidato ideal para el puesto, junto con tus motivaciones por conseguirlo.
  8. Incluye una carta de recomendación de alguna empresa para la que hayas trabajado anteriormente. Si no tienes, puedes hacer alusión a las recomendaciones que hayan podido hacer de ti como profesional en tu perfil de Linkedin en caso de tenerlas.
  9. Añade tus logros, puntos fuertes y las competencias o características que te definan como empleado (responsable, creativo, organizado…)
  10. Sé honesto, mentir puede ser perjudicial en un futuro.

Y si no controlas mucho el Word, siempre podrás apoyarte en plantillas ya creadas como las que te hablamos en el post “Plantillas de currículum vitae”, unas plantillas que hemos creado para que te descargues de forma gratuita. En esta entrada también podrás descargarte el Currículum Vitae Europeo para estandarizar la información para todas las empresas.

¡Tras estos pequeños consejos, ya tienes la clave para que empieces a hacer tu propio CV! Y si quieres complementar tu currículum, en este blog encontrarás otras guías que podrían ayudarte en la redacción de la carta de recomendación o incluso en cómo prepararte para una entrevista de trabajo.

Conclusión

En definitiva, no se trata de poner toda nuestra experiencia laboral en el CV, simplemente especificaremos la información más relevante adaptando el contenido, ya que de lo que se trata es de crear un impacto en el reclutador a través de la diferenciación. Para ello, es importante que antes de empezar a crear tu CV, te preguntes qué puesto de trabajo quieres optar y quién puede leer tu currículum, o incluso los valores que tiene la empresa a la que te diriges.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir