¿Cómo administrar sus tarjetas de crédito de manera efectiva y responsable?

Si se utilizan con prudencia, las tarjetas de crédito pueden convertirse en valiosas herramientas para administrar las finanzas personales y acceder a numerosos beneficios. Por fortuna, con la aparición de billeteras virtuales cada vez es más sencillo acceder a una, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos. A continuación explicaremos algunas de las principales consideraciones antes de pedir una tarjeta de crédito digital, y algunos consejos útiles para poder obtener el máximo beneficio y prevenir dificultades financieras.

Índice
  1. ¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito?
  2. ¿Qué tener en cuenta antes de obtener una tarjeta de crédito?
    1. Intereses sobre el crédito
    2. Período de gracia
    3. Porcentajes de comisiones
  3. Mitos y realidades sobre las tarjetas de crédito

¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito son herramientas financieras proporcionadas por entidades bancarias u otras instituciones financieras, como aplicaciones de billetera digital o comercios. Básicamente, se trata de un préstamo otorgado a través de una institución financiera que emite la tarjeta, y  coloca un límite de crédito pre aprobado para que el usuario pueda realizar compras o retirar efectivo.

¿Qué tener en cuenta antes de obtener una tarjeta de crédito?

Intereses sobre el crédito

A la hora de elegir la empresa emisora de la tarjeta, es importante comparar las diferentes tasas de interés que están disponibles en el mercado. La tasa de interés es el recargo que realiza la entidad financiera cuando el cliente se demora en el pago. Cuanto más alta sea, mayores serán los cargos adicionales que el usuario deberá abonar. Hoy en día se pueden encontrar opciones atractivas en diversas aplicaciones online.

Período de gracia

Una vez que se ha seleccionado y adquirido la tarjeta de crédito, hay dos fechas fundamentales que es importante conocer: La fecha de corte y la de pago.

La fecha de corte es el día en que se cierra el total de las compras realizadas ese mes. La fecha de pago es la que señala el día en el que el resumen de dicho mes debe ser cancelado para no acumular intereses en la deuda. Si el usuario realiza las compras y los pagos dentro de este período de gracia se evitará pagar intereses, y podrá ahorrar gastos mejorando la calificación de su historial crediticio.

Porcentajes de comisiones

Las comisiones son los recargos que las tarjetas de crédito cobran por las transacciones realizadas. Las transacciones pueden ser extracciones de efectivo, transferencias a otras entidades financieras, o recargos por morosidad en los pagos. Entender los valores de las comisiones dará al usuario una perspectiva del costo de mantenimiento implícito de la tarjeta de crédito.

Mitos y realidades sobre las tarjetas de crédito

Existen algunas ideas que circulan sobre las tarjetas de crédito que no son del todo correctas.

Una muy conocida es que si se paga el resumen antes de tiempo, esto mejora el historial crediticio, cuando en realidad lo único importante es pagar en fecha para evitar sumar intereses.

Otra de las confusiones frecuentes es pensar que si se paga el monto mínimo no se sumarán intereses a la deuda. Esto tampoco es cierto, ya que al pagar el monto mínimo solo se está pagando una fracción de los intereses que se van acumulando. La deuda restante se sigue financiando en relación con la tasa estipulada por el banco.

En resumen, el acceso al crédito puede ser de gran ayuda si se lo sabe utilizar. La gestión responsable de la tarjeta de crédito es esencial para la salud financiera del usuario. Comparar de forma inteligente las tasas de interés y llevar un control exhaustivo de comisiones y tarifas es fundamental para poder seleccionar la tarjeta que represente mayores beneficios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir