Cartonajes VIR, 85 años innovando y anticipándose a las circunstancias

INACIU IGLESIAS | Gerente de Cartonajes VIR

Cartonajes VIR, ejemplo de innovación y talento en cartón.

Inaciu Iglesias, Gerente de Cartonajes VIR.

Cartonajes VIR nació de un pequeño taller fundado en 1932 por D. Vicente Iglesias Rodríguez (de iniciales V.I.R; de ahí el nombre de la compañía) y por Doña Julieta Vincelle Argüelles. Él era dependiente de comercio y ella cajera en un establecimiento textil de la capital asturiana. De manera artesanal venían fabricando cajas y estuches que servían para hacer las entregas a domicilio. Eran emprendedores y, juntos, dejaron de ser dependientes de comercio para hacerse empresarios independientes. Después de la Guerra acabaron instalando una máquina de cartón compacto a base de pasta reciclada. Así transcurrieron los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo, que vieron la incorporación de la segunda generación. Es decir, los tres hijos de los fundadores: Pedro, Vicente y Santiago Iglesias Vincelle. Pero en 1962, un incendio obligó a abandonar aquella línea y se decidió montar una nueva nave industrial para la fabricación del cartón ondulado. La apuesta por el cartón ondulado –una novedad en la época- fue un paso importante y constituyó la primera gran innovación de la empresa.

Los años sesenta y primeros setenta multiplicaron el tamaño del negocio. El taller ya se había convertido en una fábrica y, tras distintas ampliaciones, se decidió el traslado a Meres, Siero, donde la compañía sigue en la actualidad. En los años ochenta y noventa se fueron incorporando miembros de la tercera generación que, con el cambio de siglo, fueron asumiendo la gestión del negocio proyectándolo a los nuevos tiempos. Y más recientemente se vivió la incorporación de la primera representante de la cuarta generación que, con funciones directivas, ya convive con miembros de la segunda y tercera generaciones en el Consejo de Administración. Todo ello en un proceso de innovación continua: no se sobreviven 85 años sin adaptarse –o, incluso, sin anticiparse un poco- a las circunstancias”, explica Inaciu Iglesias, Gerente de Cartonajes VIR, con quien hemos analizado el perfil de una empresa familiar ejemplo de innovación y talento.

No se sobreviven 85 años sin anticiparse a las circunstancias @InaciuIglesias #cartonajesVIR… Clic para tuitear

Sede de Cartonajes VIR en Meres (Asturias)

Sede de Cartonajes VIR en Meres (Asturias)

¿Qué productos o materiales trabajan?
Básicamente cartón ondulado y cartoncillo. Fabricamos las planchas de cartón partiendo de papel y, luego, las imprimimos, troquelamos, pegamos, plegamos y paletizamos en siete líneas de transformación que –solas o combinadas ente sí- son capaces de producir casi cualquier tipo de caja, estuche o embalaje. Nos gusta decir que diseñamos, fabricamos y entregamos soluciones en cartón.

Dentro del campo de la innovación, ¿dirían que destacan por innovar en los procesos industriales, los productos finales o el diseño?
Si hay que escoger uno, diría que el diseño. No por nada, es una simple cuestión de anticipación. Creemos que sólo con un correcto diseño (gráfico y estructural) es posible innovar de manera eficiente –y de acuerdo con cada cliente- en el proceso y en el producto. La innovación empieza y acaba en un correcto diseño.

¿Cuánto hay de innovación y cuánto de talento en una solución en cartón?
La innovación no se improvisa. El talento tampoco, eso es verdad: las dos cosas son fruto del trabajo y del sistema pero lo cierto es que nosotros, de manera explícita, en nuestra visión apostamos por la innovación. A lo mejor, simplemente, porque entendemos que el talento es intangible e individual mientras que la innovación es siempre colectiva: una buena solución es siempre consecuencia de un buen trabajo de equipo.

La innovación no se improvisa. El talento tampoco. Las dos cosas son fruto del trabajo @InaciuIglesias… Clic para tuitear

maquinaria de Cartonajes VIR

Máquina interior de la fábrica para el tratamiento del cartón.

¿Qué tipo de productos cotidianos cuentan con material de Cartonajes VIR?
Bueno; tenemos clientes de todo tipo, tamaño y sector; pero la mayoría se dedican a la alimentación. Si nos piden un ejemplo de producto cotidiano, podríamos decir que la leche de su desayuno (o, vamos, de su merienda) probablemente haya ido en una de nuestras cajas.

Los muebles de cartón cogen fuerza en el mundo del diseño de hogares. Lo cierto es que el cartón ya se aplica a muchas otras utilidades hasta ahora impensables. La pregunta es: ¿hasta qué punto son útiles y no una moda pasajera más?
Nosotros hacemos muebles de cartón: taburetes, mesas, sillas, estanterías o peanas para exposiciones… Es una línea de trabajo agradecida por lo vistoso y por el impacto que tiene; llama mucho la atención y eso está bien: demuestra las muchas posibilidades del cartón, su resistencia y su estética. Pero no hay que olvidar que –en cantidades- su incidencia dentro del sector es necesariamente pequeña. Volviendo al ejemplo anterior, una familia puede consumir una caja de leche a la semana. ¿Cuántos muebles de cartón harían falta para igualar esa facturación? No son magnitudes comparables.

¿En qué proyectos de innovación que estén desarrollando en este momento?
Destacaría dos. Uno relacionado con la parametrización de la producción del cartón, que implica computar de manera muy rigurosa las temperaturas, presiones, calibres y velocidades de las distintas calidades producidas. Todo ello enfocado a optimizar costes, ajustar consumos, reducir mermas y elevar las velocidades, la fiabilidad, la calidad y el servicio. Es un trabajo muy laborioso. Y el otro, un proyecto de I+D ejecutado a lo largo del año 2016, que consiste en virtualizar la carga de camiones para optimizar el cubicaje en el transporte de las cajas. En una primera fase, el sistema busca la forma de optimizar la paletización de la carga. Y después –a través de un complejo algoritmo- se pretende no sólo optimizar una carga singular, sino todos los repartos a realizar en un determinado horizonte temporal. Es, además, un sistema experto; es decir: va aprendiendo a medida que se ejecuta. Yo diría que un sistema ambicioso y, de momento, los resultados son muy prometedores.

¿Su sector ha sufrido cambios disruptivos en los últimos años o se trata más bien de adaptarse a los avances tecnológicos progresivos?
En el cartón, más que revoluciones hay evoluciones. Es un sector maduro y, para analizar los cambios, hay que adquirir perspectiva. Y, con perspectiva, es verdad que los avances tecnológicos de los últimos años han sido sustanciales. En tres frentes: en la resistencia de las cajas; en la calidad de la impresión; y en la rapidez en las entregas. Las necesidades de adaptación vinieron, entonces, marcadas por las exigencias de los clientes que nos pidieron soluciones más resistentes, más vistosas y más rápidas. Y todo ello, por supuesto, más barato. Esa fue la evolución del sector: disponer de máquinas cada vez más caras para fabricar cajas cada vez más baratas.

La gran evolución: disponer de máquinas cada vez más caras para fabricar cajas cada vez más baratas @InaciuIglesias… Clic para tuitear

Son ustedes la primera empresa del sector en España en conseguir el sello de Excelencia Europea EFQM 400+. Este sello reconoce la manera de “hacer bien las cosas” y ¿en ese camino qué papel juegan las personas?
Total. Las empresas son personas. El resto son cuatro hierros y un tejado (sin ánimo de desmerecer). Saber organizar, por lo tanto, los talentos individuales para formar equipos eficaces es la clave del éxito de cualquier negocio. Se trata de atender y complacer a cinco colectivos: los clientes, los proveedores, los trabajadores, los accionistas y la sociedad. Y todos ellos están formados por personas y solo por personas.

Las empresas son personas. El resto son cuatro hierros y un tejado (sin ánimo de desmerecer). @InaciuIglesias… Clic para tuitear

Bobinas de cartón en la fábrica de Cartonajes VIR.

Bobinas de cartón en la fábrica de Cartonajes VIR.

Un reciente estudio elaborado por Feedback Estrategia e Investigación Sociológica concluye que el cartón es el envase que goza de una mayor reputación medioambiental entre los españoles, ¿el futuro está garantizado para el sector?
El futuro depende de nosotros y de nuestra capacidad -como sector- de hacer valer esas ventajas. El cartón es más barato, más sostenible y genera más empleo. Pero eso no es suficiente. La reputación medioambiental no basta. Solo si somos capaces de argumentar, convencer y competir con otros sectores como el plástico –que forma parte del lobby del petróleo, no lo olvidemos- podremos seguir diseñando, fabricando y entregando soluciones en cartón mil primaveras más. La Tierra nos lo agradecerá.